En el sistema de riego por aspersión se aplica el agua en forma de lluvia mediante un aspersor, se usa principalmente para regar el césped, y se compone de una red de conducciones de polietileno a través de las que se conduce el agua a presión hasta los aspersores, encargados de dispersar el agua.

sistema de riego por aspersion

Instalar sistema de riego por aspersión

Debido al mayor alcance, se recomienda instalar sistema de riego por aspersión para cubrir superficies grandes, ya que si se calcula bien la red de cañerías, se consigue mediante la presión y el caudal adecuados, lograr cubrir distancias desde 6 a 14 metros de distancia, realizando movimientos rotatorios, irrigando una zona circular en diferentes pasos sobre ella. 

Los aspersores utilizados en el sistema de riego por aspersión, son regulables en cuanto al arco de riego, alcance y apertura del arco de riego. También son emergentes, con lo que, una vez finalizado el tiempo de riego, descienden a ras de suelo, quedando ocultos, de forma que no representan ningún obstáculo al paso de personas o al cortar el césped.

Este sistema de riego localizado se puede (y debe) automatizar, para optimizar el uso de agua y programar horarios de riego en función de la época del año. Además, se consigue de esta forma repartir el riego en varias zonas escalonadas temporalmente, con lo que aprovechamos la presión de red. Esta automatización se consigue mediante el uso de un programador electrónico y varias electroválvulas

contacto-jardinero



Instalacion de sistema de riego por aspersion

En jardigarcia, nos encargamos de dejar lista toda la instalación de sistema de riego por aspersion en su jardín. Aportamos nosotros todo el material necesario, además de realizar todo el trabajo por fases para garantizar el funcionamiento del sistema.

  • Marcar el trazado por donde pasarán las tuberías.
  • Preparar las zanjas por las que irán los tubos, normalmente con una profundidad entre 20 a 30 centímetros (dependiendo del tubo utilizado)
  • Pasar la tubería desde la toma de agua, hasta el lugar donde se vaya a situar el cabezal.
  • Puesta a punto del cabezal de riego.
  • Repartiremos la tubería a través de las zanjas preparadas, hasta los puntos de riego.
  • Se establece los emisores de riego en cada punto.
  • Hacer la conexión eléctrica desde el programador a las electroválvulas.
  • Se prueba el sistema completo.
  • Si el resultado es bueno, cubriremos las zanjas para que no quede nada visible.

Si quieres automatizar el riego del césped, un sistema de riego por aspersión, es una opción eficiente, que además de hará ahorrar muchos litros de agua.

Riego por difusores

Similares a los aspersores, pero normalmente de un tamaño menor, los difusores se encargan de regar zonas más pequeñas, con un alcance medio de entre 3 y 7 metros, cubriendo al igual que los aspersores un área más o menos circular, pero a diferencia de estos, los difusores no realizan ningún movimiento rotatorio, simplemente dispersan el agua de modo ajustable en cuanto a la apertura de su arco de riego.

Normalmente los difusores se usan en combinación con aspersores en áreas pequeñas de césped, o para cubrir los ángulos muertos a los que no alcanza el aspersor. Al igual que los aspersores, los difusores se instalan nivelados con el terreno, se eyectan al iniciar el riego, ocultándose al cesar la presión de agua.

El riego por difusores se puede automatizar también mediante el uso de programadores y electroválvulas